Película de NETFLIX que tuvo su estreno comercial en cines en EE.UU. y le fue bastante bien porque cumple con lo que promete.
Película que intenta burlarse de las comedias románticas IRREALES y lo logra dentro de un marco políticamente correcto (en criollo, no se va a la mierda), ergo hay gags funcionales, buenas actuaciones y un guion ameno para ver desde la comodidad de tu hogar, es decir, en culo comiendo un helado.
Rebel Wilson (“Pitch Perfect”) demuestra que está apta para las comedias y encarna una antiheroína desenvuelta y graciosa. Siempre hace lo mismo pero a mí me hace reír. Es una versión más joven de Melissa McCarthy (“Damas en guerra”), pero no sólo porque ambas son gorditas, sino porque manejan bien todo lo que tiene que ver con hacerse cargo de su cuerpo (en una industria donde no es fácil) y jugar no sólo con ser torpes y caerse, sino con ser sexys, elegantes y seguras de si mismas.
Si bien la peli no deja de rozar la gordofobia por momentos (una gorda que se cae Uhhh qué gracioso) hay que tratar de relajar con ese discurso de que todo es discriminación y sobre todo con esta peli porque acá no sólo se muestra eso. Se muestra el deseo sexual de una persona rellenita (porque sobrepeso es otra cosa), del éxito de la misma y mucho más porque hacía mucho tiempo que no se veía a una heroína con exceso de peso, y necesitamos más de esto. Más de esto para no discriminar, para no pensar que porque tenemos 15 kilos de más no podemos desear y vivir de la misma forma que los esqueletos que supieron protagonizar las comedias románticas en el pasado (que no las culpo, las creo victimas de un sistema forro). ME ENCANTA QUE HAYA MUJERES NORMALES COMO HAY HOMBRES NORMALES (por decir Adam Sandler o Ben Stiller) PROTAGONIZANDO UNA SIMPLE HISTORIA DE AMOR. Porque pese a las vueltas de tuerca, “NO ES ROMÁNTICO?” no deja de ser una linda historia de amor con mucho condimento para que disfrutes.
A NOSOTROS NOS GUSTÓ
3 Y MEDIO FACUNDITOS ( BUENA + )