Es un orgullo teatrero que “Chorus Line,  musical de 1975 (y sin embargo con tanta vigencia), esté en nuestra cartelera de la forma en que está realizado!!!!!
 Porque a veces se tiene una buena idea, historia, todos los recursos, y el resultado es mediocre. Por el contrario, en esta nueva producción de Javier Faroni para el TEATRO MAIPO (teatro emblemático si los hay), el mayor y mejor recurso usado es EL TALENTO DE TODOS SUS PROTAGONISTAS.
 El talento está en el teatro. EL TALENTO ARGENTINO, NUESTRO ORGULLO, ESTÁ EN TODAS ESTAS PERSONAS (muchas ignotas para la popu) QUE HACEN UNA OBRA DONDE BAILAN, CANTAN Y ACTÚAN DE MANERA MARAVILLOSA, Y DONDE SE NOTA QUE HAY MUCHO ESTUDIO Y NOS HACEN SENTIR QUE NO TENEMOS NADA QUE ENVIDIARLE A BROADWAY (que no es poco).
 La historia gira en un único espacio, el de un salón espejado (inteligente idea escenográfica de José Ponce Aragón) donde quince jóvenes AUDICIONAN para ser el cuerpo de baile (y canto) de una comedia musical a estrenar. Quien haya ido alguna vez a algún casting de ésos, va a salir abombado por el cachetazo de realidad que va a experimentar (¡Por Dios! está todo ahi, TODO) Y QUIEN NO, SEGURAMENTE SENTIRÁ MUCHA EMPATÍA Y RECORDARÁ ALGUNA QUE OTRA ENTREVISTA LABORAL, PORQUE EN DEFINITIVA LA ANSIEDAD, LA COMPETENCIA, EL SUFRIMIENTO, LA FRUSTRACIÓN Y LA LOCURA ES SIEMPRE LA MISMA.
  El casting (el de verdad, el que hicieron para encontrar a cada chico y chica que dio todo en el escenario) es para aplaudir de pie. Cada personalidad es un cliché que seguramente más de un director de escena vio al realizar una producción teatral. Desde el que vio luz y entró, pasando por la insegura, la talentosa, el “gato miau miau”, la acomodada, el sufrido con condiciones, y así puedo seguir, ESTÁN. Es un sin fin de cosas para admirar esta obra. Cada intérprete sostiene su personaje mientras baila y canta como los dioses, y si bien todos están Divos, cabe destacar a Jessica Abouchain , la diosa ABSOLUTA de Laura Conforte (quien había demostrado en “Casi Normales” que era una cantante eximia y acá te baila a lo Paloma Herrera que te caes de cola), Martin Ruiz, Nicolas de Pace y Mariu Fernandez (¡¡¡QUÉ VOZ!!!).
Las coreos de Gustavo Wons (que también está on stage como coreógrafo de estos chicos que quieren “FAMEEEEEEEEEEEE”) son excelentes, con un sentido del ritmo y estética espectaculares. Hay escenas que se superponen al tiempo que son exquisitas.
 YO SALÍ DEL TEATRO CON UNA SENSACIÓN TAN HERMOSA! POR ESO ME ANIMO A RECOMENDARLA SABIENDO QUE TODOS ME LO VAN A AGRADECER. SI TE GUSTA VER ARTISTAS DE VERDAD EN EL ESCENARIO CANTANDO Y BAILANDO CON TALENTO Y PASIÓN EN MEDIO DE UNA HISTORIA LLENA DE GAGS Y EMOCIÓN, NO TE LA PIERDAS!!!!!
5 FACUNDITOS ( EXCELENTE)